Llegué a la conclusión que el rostro que más alegría me da al verlo es el de Julio Argentino Roca.